Avión de Air Madrid

Hoy Mariano Rajoy ha criticado al Gobierno por la suspensión de licencias a Air Madrid. El PP culpa al Ejecutivo de ser responsable del daño que afecta a los clientes de la compañía aérea. La derecha ya no sabe que hacer ni que decir, con tal de sembrar estupideces aprovechando cada ocasión, hasta aquellas que no tienen que ver con la calidad de la gestión política de un gobierno, sino simplemente con el cumplimiento de la Ley.

Air Madrid es una empresa privada, sometida a la normativa de aviación. Al igual que todas las demás que operan en España. Debe respetar las exigencias de seguridad. Y si no las respeta, al Gobierno le corresponde actuar. Es lo que ha ocurrido. Air Madrid incumplió con sus obligaciones. Y numerosos retrasos se han observado a lo largo de estos dos años de existencia. Me pregunto que hubiera ocurrido si un retraso de doce horas lo había sufrido el propio Mariano Rajoy, esperando en el aeropuerto. Me pregunto que hubiera dicho de no llegar a tiempo a una de esas comidas del PP en Sudamérica. Me pregunto que hubiera dicho Mariano Rajoy en caso de accidente de avión tras una ausencia de paralización de la flota por detección de problemas de seguridad.

El PP nunca mostró una gran sensibilidad por los problemas de los aviones y la vida de los pasajeros. No entenderá que eventualmente hayamos evitado que vuelos de Air Madrid nos rememoren el tristemente siniestrado Yakolev-42 de la época de gobierno de Aznar.

Anuncios