Batasuna acaba de anunciar que no acudirá a la manifestación de Bilbao, mañana sábado. El jueves, cuando el lema previsto para el acto era “Por la paz y el diálogo”, Batasuna anunció que participaría en la marcha. El lehendakari, a petición de los socialistas vascos de Patxi López, añadió entonces unas palabras al lema, para que quedara finalmente en “Exigimos a ETA el fin de la violencia. Por la paz y el diálogo”.

Durante todo el día de hoy, se mantuvo la incógnita sobre si Batasuna mantendría su participación con este nuevo lema. Se jugaba algo gordo. Participando, Batasuna habría condenado el terrorismo, abriendo la vía hacia su legalización. Batasuna tenía que haber aprovechado esta oportunidad para lanzar un mensaje positivo del mundo abertzale al resto de la sociedad, cansada, tras el grave error que supuso la bomba en Barajas. Pero perdió la oportunidad.

Otra manifestación tendrá lugar en Madrid. Y el PP dijo que si al lema no se le añadía “por la libertad”, no participaría. Hoy, se le añadió al lema lo que quería el Partido Popular. Pero aún así, el PP mantiene que no irá. ¿Pero que diablos quieren? Ni ellos lo saben. Balance: mañana, la sociedad se manifestará en contra del terrorismo. Faltarán solo dos: el PP y Batasuna. Los dos extremos.

Anuncios