Ahora Rajoy es médico. “Conviene alargar el uso de beber vino, por ser la más eficaz medicina”, dijo hoy en Ciudad Real. Cierto, mencionó a Quevedo y precisó que “con moderación”. Pero a este se le ocurre recomendar a la gente que beba. En un fin de semana, no podía inventarse nada mejor.

Me imagino que recomienda lo mismo a los miembros de su dirección, en el PP. Lo cual explicaría muchas cosas… Hemos tardado casi tres años en descubrirlo. Más vale tarde que nunca.

Anuncios