El presidente del PP de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo, reconoció hoy que el anterior presidente de la Xunta, Manuel Fraga, miembro de su propio partido, hacía viajes institucionales a América en vista de recabar apoyo electoral entre los gallegos residentes en ese continente.

Pero la noticia no es sorprendente. Cuando los socialistas denunciamos públicamente y alertamos de que el PP se apropia de las instituciones, no es por nada. Este es un caso más, flagrante, de la amoralidad con la cual actúa el PP allí donde gobierna y de como se burla de la gente y de las instituciones. Este episodio se añade a lo ocurrido en una reciente visita a los gallegos de América, a los que el PP presentó a Alberto Nuñez Feijóo como “presidente de la Xunta”, apropiándose de la institución presidencial.

Es evidente que Feijóo se deshizo de un gran peso al reconocer que el PP usó el dinero de todos los gallegos para buscar votos en América cuando gobernada Galicia.

Aquí, la diferencia entre PSOE y PP es que el nuevo presidente gallego, el socialista Emilio Pérez Touriño, nunca pide ni pedirá el voto a los gallegos en el exterior en el marco de un viaje institucional.

Ahora que los gallegos en el exterior saben como actuó el PP, van a ser aún más numerosos en solicitar el material de voto por correo para las elecciones municipales del 27 de mayo y votar a los candidatos del PSOE, que son honestos.

Anuncios