Café + croissantHace unas semanas, el 3 de marzo, en un acto público en Suiza, avisé de que, en su escalada radical, el PP acabaría atacando a la Casa Real. El que no me crea puede escuchar el audio (minuto 25:10). Pues bien, no me equivoqué. Hoy, en un desayuno informativo, el incompetente del presidente de Navarra, Miguel Sanz (PP-UPN), ha ridiculizado a la Comunidad Foral al implicar a la Corona en una polémica barata, lanzada y promovida por el PP, basada en puras mentiras. La infamia del Partido Popular, que ensucia a la Corona, llega a tales puntos que ya no me atrevo a pronosticar cual será la próxima etapa de su escalada reaccionaria y extremista.

Por cierto, la (ir)responsable de política autonómica del PP, Soraya Saénz de Santamaría, que compareció en rueda de prensa en la sede del partido descerebrado, negó que Miguel Sanz haya implicado a la Corona: aseguró que estaba presente en el desayuno y que Sanz no lo dijo. Nosotros no estábamos presentes pero lo escuchamos y vimos perfectamente por la tele. Saénz de Santamaría estaría ocupada con su café y sus cruasanes y no se dio cuenta de las tonterías que profesaba su colega. Pero también puede que sea simplemente una mentirosa y manipuladora, como los demás del equipazo mandón de la calle Génova. De lo que a Navarra se refiere, en mayo, habrá un nuevo presidente: Fernando Puras. Los cruasanes serán más digestos.

Anuncios