Desde hace unos meses, siento que se incrementan entre mis preocupaciones las de color verde. En mi familia, marcados por la cultura suiza profundamente respetuosa por el medioambiente, nos han animado desde pequeños a reciclar. El papel de la enseñanza infantil también tiene su peso. Separamos al menos 9 tipos de basura: residuos del hogar, vidrio, papel, plástico, aluminio, orgánico-vegetal, aceites, baterías, electrónica. El gesto se lleva a cabo en casi todas las casas del país, o por lo menos en la mayoría, sin particular esfuerzo: la costumbre diaria lo hace todo.

Aquí, por no tirar nada al suelo en la calle o en la naturaleza, no te conviertes en extraterrestre ni eres un bicho raro. Tu coche no es de gasoil y cada vez más te interesan motores de tecnologías limpias. Sin embargo, por experiencia, sé que en países como España e Italia, demasiadas localidades carecen de contenedores separados para varios tipos de residuos. Y la gente pasa de usarlos. En cuanto al automóvil, la gente prefiere optar por una categoría más alta antes que por un motor limpio.

El calentamiento global no me deja tranquilo. Acabará siendo fatal a la humanidad. Y me temo que cuando por fin tomemos todos la decisión de actuar, en el marco de nuestro ámbito, ya será tarde. El ex vicepresidente de Estados-Unidos, Al Gore, ha lanzado una campaña mundial sobre el asunto. El presidente francés Jacques Chirac, a pocos días de dejar el cargo, en su discurso de despedida, acentuó como nunca el párrafo medioambiental. Pero ambos ya están fuera del poder o al punto de dejarlo. Todos los jefes de Estado o de gobierno deberían, mientras están en ejercicio, mojarse más. Avanzaríamos con mayor rapidez. En este sentido, las recientes palabras de José Luis Rodríguez Zapatero apostando por la defensa del medioambiente no pueden que ser positivas.

Los ciudadanos apostemos por menos automóvil y más transporte público. Los alcaldes por un transporte público eléctrico en vez de térmico. Los industriales por reducir aún más las emisiones contaminantes, informando de tales esfuerzos en las etiquetas de los productos, si es necesario. Los medios de comunicación y los autores de blogs por dar espacio a estos temas.

Bandera medioambientalTras la llamada realizada por NetoRatón, quiero apuntarme en el apoyo del nacimiento de la bandera medioambiental que propone Gregorio Tovar. Pequeñas ideas con gran potencial.

Anuncios