Rajoy se va…

Que Rajoy haya perdido el debate sobre el estado de la Nación, lo sabemos todos. Incluso los miembros de su partido, que confesaron su decepción y malestar con el líder del PP. Un jefe que despreció el trabajo de semanas de sus asesores, que prepararon datos y propuestas para construir una alternativa. A él solo le interesaba lo mismo: lo que pueda sacar de la lacra ETA, aunque sea de lo más bajo, políticamente. Y aunque sus réplicas sean de lo más ridículas y fracasadas. Recomiendo la lectura del artículo que hoy publica El País. Y la imagen de ilustración que le acompaña, de carácter altamente premonitorio.

Anuncios