Esta semana, una publicación periódica suiza sacó en sus páginas una entrevista al cantante francés Jacques Dutronc. A este señor, que acumuló éxito tras éxito desde la segunda mitad de los años 60, el periodista preguntó por la relación con su mujer, Françoise Hardy (otra famosa cantante), que en París viviría en un piso separado, según se deduce de la pregunta del periodista. Dutronc le contesta: “No, no, no vivimos separados. Una única y misma vivienda. Pero cada uno en un su piso. Como me tiro pedos toda la noche, no podemos dormir juntos, porque ella se pondría a volar. Y si además ella decide participar en la faena, transformamos el cuarto en globo aerostático”. ¡Que ambiente más peculiar! Cuando Dutronc cantaba “J’aime les filles”, el artista tenía sus talentos domésticos bien disimulados: sería por no estropearlo todo…

Anuncios