EducacionEl candidato de la oposición dijo querer suprimir la asignatura Educación para la Ciudadanía, para sustituirla por una de “formación cívica”… ¿Está dormido Rajoy o se lo hace? La asignatura Educación para la Ciudadanía, puesta en marcha por el Gobierno de Zapatero durante la presente Legislatura, ya se imparte en alrededor de una veintena de países europeos y en Suiza. La materia estudia los elementos básicos de las instituciones del país, entre otros aspectos de la vida democrática. Es decir, lo que dice Rajoy que impartirá en las aulas con su formación cívica no supone nada distinto a lo que ya se está haciendo.

Señor Rajoy: si lo suyo se limita a dar otro nombre a algo ya existente, si eso es lo que pretende cambiar en la sociedad, me temo que se demuestre Ud. un tanto limitado en su proyecto, y en todo caso ausente de una España sensata que pide a gritos ser moderna y gozar de progresos. He notado que Ud. hace lo mismo con el matrimonio abierto a todos, que no gusta a su partido: como Ud. no se atreve a decirlo tal cual, se inventa que el nombre es desacertado si los que se casan son homosexuales, y que de gobernar, lo cambiaría a “unión de hecho”. ¿Qué cambio supone, realmente? ¿Dejarán de casarse las personas homosexuales? Y sobretodo: ¿dejarán de acostarse? Mire señor Rajoy, no sea tan patético, que aburre a las cabras con su actitud reaccionaria.

A día de hoy, seguimos sin conocer los contenidos de la asignatura Educación para la Ciudadanía que no gustan al PP. ¿O será que no está tan en desacuerdo con la asignatura y sólo la criticó por apalear y salir en la prensa?

No es creíble la propuesta electoral de Rajoy de lograr consenso entorno a un plan nacional en Educación convocando a todas las partes implicadas. Mientras gobernó, el PP impuso unilateralmente la LOCE y la LOU: dos leyes que encendieron a la comunidad educativa, que se pronunció totalmente en contra de las normas porque se hicieron sin buscar el más mínimo consenso del que ahora habla el líder del PP, que en su día fue precisamente ministro de Educación de Aznar.

Durante sus 8 años de mal gobierno, el PP lo único que generó fue crispación y desmotivación en el sector de la educación. Y durante el presente mandato del PSOE, el PP hizo más de lo mismo desde la oposición: rechazar consensos cuando no se redactaban exactamente y precisamente como ellos querían, y posteriormente acusar vilmente al PSOE de excluirle de pactos. ¿Cómo pretende el señor Rajoy convencer a quien sea que tras esta actitud cerrada del PP, mil veces comprobada, la misma generación de dirigentes de la derecha sea capaz de alcanzar consensos?

Mientras el PP se burla del sector de la Educación, de los alumnos y de los padres de familia, el PSOE seguirá trabajando en cosas serias. El presupuesto destinado hasta ahora por el Gobierno de Zapatero a becas y ayudas al estudio ha supuesto un incremento cercano al 50%. Y la LOE es la primera ley educativa que va acompañada de una importante memoria económica, que asciende a más de 7.000 millones de euros, lo que permitirá entre otras cosas que todas las comunidades autónomas reciban del Estado una importante cantidad de dinero para poder establecer la gratuidad del segundo ciclo de infantil.

Anuncios