RoucoEl arzobispo Antonio María Rouco Varela vuelve a presidir la Conferencia episcopal española. De costumbre, los obispos suelen prorrogar el primer trienio de su presidente, como reconocía anoche uno de los prelados al telediario de TVE. Pero lo de reelegir a Ricardo Blázquez, parece que no encajaba en las perspectivas de acción futura de la CEE. Este, más conciliador que Rouco, llevaba en el cargo desde el 2005. Su sucesor, líder de la línea dura y más conservadora de la Iglesia católica española, ya había ejercido el cargo entre 1999 y 2005. Y la verdad es que la política moderada de Blázquez, floja, no logró nunca apartar a Rouco de la primera línea. Protagonista y gran gurú del enfrentamiento con el Gobierno de Zapatero surgido de las urnas, el arzobispo Rouco Varela fue apartado del mando oficial por sus compañeros justo el tiempo necesario a la Iglesia española para lograr confirmar sus acuerdos con el Gobierno, en vista de seguir adelante con su misión cada día menos litúrgica y más política. Está claro que este regreso al timón del gran jefe agrio y estricto no propiciará precisamente el entendimiento con el PSOE. El hombre del tiempo, de hecho, ya predice temporales.

Anuncios