Vuelvo de unos días de vacaciones y retomo mi actividad normal, empezando por repasar la prensa del exterior acumulada. Leo en La Región Internacional que los 42 compromisarios del PP que representarán a sus militantes ubicados en el exterior llevarán a su Congreso Nacional de junio ideas como la de “superar los viejos estereotipos de emigrantes para que tanto el PP, como la sociedad española en general, considere la realidad de la composición de los españoles en el exterior su situación actual”. Esto, lo desvela Rafael Rodríguez-Ponga, dirigente del PP responsable de españoles en el exterior. Añade que miles de residentes en el exterior “ya no son emigrantes en su concepción tradicional” sino hijos perfectamente integrados. ¡Enhorabuena! Sí, cabe felicitar al PP del exterior, que se suma de este modo al viento de cambio impulsado por el PSOE Europa en su Conferencia Política 2006: el nuevo léxico que lanzamos entonces desde París (“ciudadanos españoles en el exterior” en vez de “emigrantes españoles”) fue luego recogido por la Ley del Estatuto de la Ciudadanía Española en el Exterior, que a su vez permitió el cambio de nombre del Consejo General de la Emigración a Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior. Siempre sostuve que para poner en marcha nuevas políticas, había que cambiar la forma de ver las cosas. Y por ello, había que empezar por hablar de otra forma, dejando de lado términos obsoletos e inadecuados a los tiempos que vivimos. Para muchos, este cambio de chip supuso una enorme dificultad. El PP llega pues a meta, con dos años de retraso respecto al PSOE, pero llega.

Aún así, el PP sigue atrasado en materia de circunscripción parlamentaria del exterior. La medida, que el PSOE incluyó en su programa electoral 2008 a petición del PSOE Europa, parece despertar “poco entusiasmo”, según Rodríguez-Ponga, entre sus compromisarios del exterior. Galicia en el Mundo informa de que solo uno de los 42 representantes del exterior ha solicitado que el Congreso del PP recoja la idea. Conociendo la existencia del retraso que acabo de mencionar, estoy seguro que dentro de dos años serán muchos más los que se apunten a la idea, en el PP. Sobretodo si ven que la realidad se adelanta a sus debates internos.

Anuncios