MacDonnell Douglas MD-88

Buena noticia. Iberia ha decidido jubilar a sus MD-80, viejos aviones de línea concebidos en los años 1970, de fabricación norteamericana. La razón: su elevado consumo de carburante, en una época en la cual este parámetro empieza a ser un criterio de primer orden para todo tipo de vehículos. ¿Estamos contemplando una evolución que nos llevará al avión ecológico?

El aventurero suizo Bertrand Piccard está preparando su vuelta al mundo en avión solar, que no gasta carburante ni contamina, además de ser silencioso. Puede que sea el camino a seguir… Probablemente no haya alternativa al abandono de los actuales carburantes de vieja generación, en un marco de potente desgaste de las reservas mundiales del recurso fósil no renovable que representa el petróleo.

Iberia también anunció este mes que ya emitía casi el 100% de sus billetes en formato electrónico. La compañía se alegra del ahorro de papel que supone. Pero no por el aspecto ecológico (ya que el pasajero acaba de todas formas imprimiendo su tarjeta de embarque), sino por los 1938 millones de euros al año que le costaría seguir imprimiendo los billetes ella misma. A la economía, siempre le moverá lo mismo. Para que una fórmula ecológica prospere, no tiene más remedio que resultar más barata.

Mientras tanto, seguiremos viajando en aviones contaminantes, aunque cada día lo sean menos. Y de paso, con la noticia de hoy sobre los McDonnell Douglas (marca que no existe desde hace once años, absorbida por Boeing), sin nostalgia nos despedimos de estos aviones MD-80 de Iberia que durante años (aún viajé en uno hace muy poco tiempo) han dado la peor imagen de España en Suiza, a través de aparatos incrustados de vieja suciedad que operaban en la línea Madrid-Ginebra.

Anuncios