No sin diversión llega a mi conocimiento que el servicio de información telefónica 11811 ha publicado un libro que recoge las consultas más disparatadas que han recibido 400 de sus agentes a lo largo de la historia de la empresa.

“Por favor, me puede decir el número de emergencias del 112… Tome nota, caballero: 112”. Es uno de los ejemplos que ofrece hoy El País, en cuyo artículo también se mencionan otros malentendidos del cotidiano: gente que pregunta por Javier Pácar para referirse a la empresa informática Hewlett Packard, quien dice Marimar para referirse a la tienda de electrodomésticos MediaMarkt, el que pronuncia Rianes para contactar con la compañía de vuelos Ryanair, o quien insiste en que le pasen con la ONU de Córdoba cuando sólo quiere hablar con la empresa telefónica ONO. También hay ilusos que piden hablar con Dios, Zapatero o Elsa Pataky…

Los beneficios de esta obra titulada “¿Me pone con el cielo?” serán destinados a un proyecto de la Fundación Gomaespuma en Nicaragua que protege los derechos de la mujer y de la niñez mediante una emisora de radio local.

Anuncios