No seguiré como secretario de Organización del PSOE Lausanne. Creo sinceramente que hemos hecho un buen trabajo en estos últimos años, renovado un censo local en su práctica totalidad y propulsando una pequeña agrupación hasta las mayores cuotas de participación en los logros políticos del PSOE Europa. A principios de 2005, emitíamos un documento llamado “De la teoría a la práctica”, en el cual abogábamos negro sobre blanco por la puesta en marcha de una representación parlamentaria de los españoles en el exterior. Un año después, la idea figuraba en el Dictamen de la Conferencia Política del PSOE Europa. Y en 2008, en el programa electoral del PSOE. También tuvimos el honor de ver como uno de nuestros militantes se convertía en presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior.

Doy las gracias a mi secretaria general local, Marga López, por la oportunidad que me ha brindado dos veces seguidas en cinco años (el primer mandato, de corte extraordinario, solo duró un año y tres meses). He podido comprobar, desde el 2004, la dificultad de compatibilizar el cargo local con mi condición de ejecutivo del PSOE Europa. Creo que es razonablemente imposible desempeñar ambas responsabilidades correctamente. La Agrupación precisa hoy de nuevas energías para no ralentizar su buen rumbo. Los militantes tomarán la decisión oportuna en la Asamblea General del próximo día 1 de noviembre. De antemano, sé que hay gente preparada para asumir el reto con éxito, mejorando todo lo hecho hasta hoy.

Anuncios