Tenemos los datos del voto exterior en las elecciones europeas. Destaca claramente que el PSOE ha vuelto a conseguir el doble de votos del PP: 95.796 frente a 47.050. Una tal diferencia proporcional ya había sido conseguida en las generales del 2008, pintando inéditamente de rojo el mapa de España en términos de papeletas emitidas desde la diáspora hacia cada provincia. Y este año, el voto exterior hizo alcanzar el escaño autonómico 25 del PSOE en el Parlamento de Galicia. Al igual que en el de Euskadi, donde hasta permitió formar gobierno.

Se confirma pues la tendencia entre los españoles residentes en el exterior. Ha ganado la credibilidad de la marca PSOE frente a la incoherencia del PP, que hizo una campaña basada en la mentira y la descalificación de las políticas socialistas dirigidas a nuestros ciudadanos ubicados fuera de su país de origen.

Son resultados espectaculares que superan con creces los conseguidos en el interior y confirman que el PSOE en el exterior goza de una salud electoral por encima de la media. Estamos acertando y lo que hacemos gusta a los ciudadanos. El electorado aprecia que un partido político esté presente a diario en el debate de los asuntos que le afectan, y no solo a la hora de pedir votos en las campañas como hace el PP.

En el PSOE Europa podemos estar totalmente satisfechos por la labor que estamos realizando a diario en el exterior de España desde el 2004. A pesar de las dificultades y de las pruebas que nos toca afrontar por el camino, estamos consiguiendo resultados que nuestro Partido no tuvo ni en sus mejores épocas. Los datos de hoy nos refuerzan de cara al futuro inmediato. Demuestran que esta federación vive un buen momento: está fuerte y tiene más motivos que nunca para merecer su justo incremento de participación en el proyecto político que los socialistas llevamos a cabo en España.

Anuncios