Hoy quiero destacar un punto del proyecto de Ley de Economía Sostenible que supondrá un beneficio espectacular para muchos pueblos de la España rural.

En su artículo 53, esta nueva ley que impulsa el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero prevé la inclusión, como parte integrante del servicio universal, de una conexión que permita comunicaciones de datos de banda ancha a una velocidad de 1Mbit por segundo. En comparación con la situación actual, es toda una revolución. Lo que ocurre hoy es lo que muchos caracterizan (con razón) de “brecha tecnológica”, dadas las evidentes desigualdades de la calidad de la conexión a internet según el lugar geográfico del que se esté hablando.

La conexión a la red pública de comunicaciones con capacidad de acceso funcional a internet, garantizada por el servicio universal de telecomunicaciones, deberá permitir en 2011 comunicaciones de datos en banda ancha a una velocidad en sentido descendente de 1Mbit por segundo. Dicha conexión podrá ser provista a través de cualquier tecnología. El Gobierno, mediante Real Decreto, podrá actualizar esta velocidad de acuerdo con la evolución social, económica y tecnológica, teniendo en cuenta los servicios utilizados por la mayoría de los usuarios.

Este avance se hace además con la garantía de que las facturas de las compañías telefónicas no puedan ser abusivas. El Gobierno, previo informe de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), garantizará el carácter asequible de los precios de los servicios incluidos dentro del servicio universal. Podrá fijar un precio máximo para las conexiones que permitan comunicaciones en banda ancha incluidas dentro del servicio universal. Si todo sale bien, esto estará en marcha en los próximos meses.

Anuncios