Saborea el vino
Caballeroso vecino
Aparece una bella
Esbelta doncella
En los labios del hombre
Rojas gotas sin nombre
Con su dedo aglomera
Y absorbe con jumera

Deja su copa de lado
El joven varón sentado
Ante larga pierna desnuda
Su mano extrae de duda
Halaga el ardor de la piel
Su dulce caricia de miel
Por un soplo de morena
Fogoso periplo estrena

Anuncios