Os dejo aquí la retranscripción de un intercambio parlamentario del 7 de febrero de 2007 entre una diputada socialista y el entonces ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Es un extracto de las intervenciones publicadas en el Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados:

DE LA DIPUTADA DOÑA MARÍA JOSÉ PORTEIRO GARCÍA, DEL GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA DEL CONGRESO, QUE FORMULA AL SEÑOR MINISTRO DEL INTERIOR: ¿QUÉ ACTUACIONES HA LLEVADO A CABO EL GOBIERNO PARA DAR CUMPLIMIENTO AL MANDATO PARLAMENTARIO EN RELACIÓN A VALORAR LA INCORPORACIÓN DE VOTO ROGADO EN LOS PROCESOS ELECTORALES EN EL EXTERIOR? (Número de expediente 180/001674.)

El señor PRESIDENTE: Pregunta de la diputada doña María José Porteiro. Adelante, por favor.

La señora PORTEIRO GARCÍA: Muchas gracias, señor presidente. […] En cuanto al tema crucial de los derechos civiles, el Estatuto [de la ciudadanía española en el exterior] subraya el derecho de los españoles en el exterior a ser electores y elegibles en todos los procesos y en condiciones iguales que los ciudadanos que residimos en España. Por eso, ante la preocupación suscitada entre los colectivos representativos de la emigración, quisiera que nos ayudara a despejar las dudas que ha levantado la propuesta de incorporar el voto rogado en los procesos electorales en el exterior. Gracias por su respuesta, señor ministro. (Aplausos.)

El señor PRESIDENTE: Señor ministro.

El señor MINISTRO DEL INTERIOR (Pérez Rubalcaba): Muchas gracias, señor presidente. Señora Porteiro, el artículo 68.5 de nuestra Constitución expresamente establece que la ley reconocerá y el Estado facilitará el ejercicio del derecho de sufragio a los españoles que se encuentren fuera del territorio de España. Este artículo nos convierte en uno de los países que ha extendido con mayor generosidad el derecho de participación de sus nacionales residentes en el extranjero. El mandato constitucional prácticamente no tiene parangón en derecho comparado, pero responde a una situación peculiar, somos un país con un número importante de emigrantes, con una larga tradición de emigración. La Ley 40/2006, de 14 de diciembre, del Estatuto de la ciudadanía española en el exterior, que ha sido recientemente debatida y aprobada en esta Cámara, en su artículo 4, que lleva por epígrafe, derecho a ser elector y elegible, señala expresamente que para facilitar el ejercicio del derecho de voto de los españoles residentes en el exterior, se promoverán las medidas legales tendentes a homogeneizar los procedimientos electorales para la ciudadanía española en el exterior y se habilitarán los medios materiales, técnicos y humanos precisos que posibiliten la votación en urna, a través de otro medio técnico que garantice el secreto del voto y la identidad del votante en las elecciones generales, europeas y autonómicas en las demarcaciones consulares, teniendo en cuenta la característica de los países de residencia y el número y distribución de españoles residentes en el país de que se trate. —Fin de la cita—. Dado que la ley que acabo de mencionar, el Estatuto de los ciudadanos españoles en el exterior, contiene un mandato expreso aprobado por unanimidad en esta Cámara, la primera exigencia que se impone es tratar de articular lo previsto en esta ley, motivo por el cual el Gobierno no tiene en sus planes extender el voto rogado a todos los procesos electorales en el exterior. Muchas gracias, señor presidente. (Aplausos.)

En enero de 2011 entró en vigor una reforma electoral en la que se generalizó el voto rogado para los españoles en el exterior. Al frente del Ministerio del Interior seguía el mismo responsable político que en aquel 2007.

Anuncios