El próximo lunes Francisco Ruiz dejará de ser presidente del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE), cargo que ha llevado de forma ejemplar desde el año 2005. Este excelente compañero siempre ha sido uno de los mayores promotores de los derechos de la diáspora, como por ejemplo el Estatuto de la Ciudadanía Española en el Exterior. Incluso durante sus mandatos al frente del CGCEE, siempre ha dicho lo que pensaba, desde la coherencia, aunque pudiera resultar molesto al Gobierno de Zapatero. Su sucesor lo tendrá difícil para estar a la altura.

Paco concluye una etapa importante y creo que merece el reconocimiento de los socialistas. A título personal, le debo mucho de lo que he aprendido desde que me implico en política: es algo que no tiene precio. Juntos, hemos peleado por introducir y normalizar la terminología de “ciudadanos en el exterior” en vista de acabar con el obsoleto léxico de “emigración”, excluyente de las generaciones ya nacidas fuera. Paco Ruiz es un ejemplo de lo mucho que pueden aportar hoy por hoy los compañeros con experiencia pero intelectualmente abiertos y modernos.

Anuncios